AechtSchlenkerlaRauchbierMaerzen+Etiqueta

Aecht Schlenkerla Rauchbier Märzen

Te gusta? Compártelo...Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Share on Google+0Email this to someone

Estilo:

Dentro de la categoría Amber Malty European Lager tenemos tres estilos distintos, dos de los cuales definirían la cerveza que hoy nos ocupa, hablamos de las Märzen y Rauchbier.

Märzen, cervezas alemanas que tradicionalmente se elaboraban en el mes de marzo para su consumo durante el Oktoberfest. Caracterizadas por su suave y elegante perfil maltoso, con recuerdos a pan tostado y con un final seco marcado por el uso del lúpulo que evita un retrogusto pesado. De tonos ámbar.

Rauchbier, significa “cerveza de humo” en alemán. Y es que su característica principal se basa en que la malta ha sido ahumada con madera de haya, aportando así tonos y matices ahumados de intensidad variable dentro de unos niveles aceptables.

Fabricante:

Brauerei Heller-Trum, más conocida como Schlenkerla, es un cervecería ubicada en Bamberg, Alemania, fundada en 1678. La cervecería ha pasado por seis generaciones de la misma familia hasta hoy en día.

Como curiosidad señalar que el nombre de Schlenkerla se debe a que uno de sus propietarios (Andreas Graser, 1877) tenía una minusvalía que le hacía mover los brazos de una manera graciosa cuando caminaba, lo que en franconiano se denomina “schlenkern” (algo así como caminar torcido).

En lo que a cerveza se refiere sus ahumadas son un clásico y sus múltiples premios dan testimonio de su calidad.

Aecht+Schlenkerla+Rauchbier+Maerzen

Aecht+Schlenkerla+Rauchbier+Maerzen

 

 

Cerveza:

De color ámbar muy oscuro, casi negro, y con una espuma cremosa y que dura.

La nariz es increíblemente ahumada, por encima de todo, recordando al bacon, salchichas ahumadas, al olor de la chimenea. En segundo plano aparecen notas tostadas.

Curioso, al oler la cerveza se te abre el apetito.

En boca resulta ligera aunque también están presentes los ahumados de nuevo, pero el final seco corta dichas sensaciones consiguiendo que no termines harto de tanto humo.

En el retrogusto también se pueden encontrar notas torrefactas y de café.

Aun así puede que sea una cerveza que a la larga resulte más fácil beber acompañada que sola. Y en cuanto al maridaje, de perogrullo, quesos ahumados, carnes ahumadas y salmón ahumado le irían a la perfección.

Personalmente lo que más me ha pedido el cuerpo durante la cata ha sido unos trocitos de Idiazabal ahumado y frutos secos.

Nada alcohólica, 5.1%.

Comprada en Espuma.

Te gusta? Compártelo...Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Share on Google+0Email this to someone

Deja un comentario...