PagoCarraovejas+Sopa+Castellana

Pago de Carraovejas. La gastronomía por bandera.

Te gusta? Compártelo...Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
0Share on Google+
Google+
0Email this to someone
email

Hasta la fecha hemos visitado unas cuantas bodegas, pero sin lugar a dudas la visita a Pago de Carraovejas pasará a engrosar la lista de las experiencias más top de las que hemos podido disfrutar.

La visita, o mejor llamada experiencia, se inicia con un paseo por la historia de Pago de Carraovejas y por ende por la de José María Ruíz Benito. Un hombre cuyo destino le puso sobre la senda de la hostelería y que con el tiempo ha sido él quien ha puesto la buena gastronomía en el camino de infinidad de nosotros. Agradecidos quedamos.

Tras esta pequeña histórica introducción conoceremos algunas de las parcelas de su viñedo donde nos decubrirán sus “secretos” para obtener esa uva de gran calidad que les permite elaborar vinos tan ricos y complejos. Seguidamente visitaremos las salas de fermentación, crianza y embotellado, e incluso pasaremos por el laboratorio.

Por el camino haremos un par de paradas donde tendremos la oportunidad de catar un par de vinos (no sólo de Pago de Carraovejas sino también de Ossian, su otra bodega, donde elaboran magníficos blancos) que además podremos maridar con sendas preparaciones de su recientemente estrenado restaurante, Ambivium. El lugar para disfrutar de ambos maridajes es elegido con sumo cuidado e intención, añadiendo la magia del entorno al momento, lo que ayudará a aumentar el placer de dicho instante.

Quintaluna 2016 & “Los Vuelcos del Cocido”. Desde una sala acristalada podemos vislumbrar una panorámica de parte de los viñedos. En un alto, a lo lejos, el castillo de Peñafiel los custodia y vela por ellos. Arrancamos con el primero de la gama de los blancos de Ossian, Quintaluna, un vino joven elaborado con la variedad verdejo (como todos los vinos de la bodega), el 60% uva muy vieja procedente de viñedo prefiloxérico. Crianza sobre sus lías durante 4 meses para darle una mayor complejidad. A la hora de combinarlo con “Los Vuelcos del Cocido” se busca la frescura del vino para limpiar y aligerar el bocado. Una rotunda, a la par que suave, sopa de cocido, con sus garbanzos en forma de hummus y sus bolas, donde encontraremos el morcillo y el chorizo. Reconfortante y delicioso.

Pago de Carraovejas Autor 2015 & “Huevo a baja temperatura con presa ahumada y salsa española”. En medio de la sala de crianza rodeados de un mar de barricas y respirando el aroma de la madera pudimos probar el vino que la bodega elabora en exclusiva para el restaurante primigenio de la casa, Restaurante Jose María. Y como tal un vino nacido para comer. Fruta y madera bien ensambladas con cierta rusticidad en boca que se equilibrará con el bocado de turno. Un untuoso huevo a baja temperatura acompañado por una increiblemente deliciosa presa ahumada. La salsa con una chispa picante.

Una vez finalizado nuestro tour por la bodega propiamente dicha acabamos en el restaurante para terminar con otros cuatro vinos y sus respectivos maridajes. Cocina a cargo de Marina de la Hoz y en sala Luís de Miguel. Un amplio y acogedor salón, con cocina a la vista del comensal, al igual que la cava, donde además de sus vinos guardan muchas más referencias, todas ellas concienzudamente escogidas, y que muy amablemente me enseñó Luís. Un servicio minucioso, atento, amable y eficiente. También disponen de una zona de barra donde poder degustar sus vinos por copas frente a unas vistas similares a las que describíamos en nuestra primera parada de la visita.

Verdling Trocken 2015 & “Sopa Castellana”. Verdling es una línea de vinos muy especial dentro de Ossian. Verdejos elaborados al más puro estilo de los Rieslings alemanes. Encontraremos un vino con una nariz exhuberante y una boca con una acidez y frescura maravillosas. El juego buscado sobre la mesa junto a esta “Sopa Castellana” es similar al que mencionábamos con el Quintaluna, el contraste y equilibrio entre la frescura del vino y la cremosidad del plato. De hecho realmente es una “Crema Castellana” sobre la que romperemos esa oblea de pan crujiente y mezclaremos junto con la carne del chorizo, unas lascas de jamón Joselito y una yema de codorniz curada en aceite, amalgamando todos los elementos para resultar en una sedosidad de intenso sabor.

Ossian 2015 & “Porrusalda”. Ossian es el vino central de la bodega. Con una crianza de 9 meses en bárrica de roble y sobre sus lías. Un perfume en la nariz, donde predominan esas notas dulces procedentes del roble, aunque en la boca mantiene una frescura que aligera el vino y no te permite parar de beberlo a pequeños sorbos. Embaucador. A su lado una crema de porrusalda acompañada de una quenelle de patata al horno y una delicada pieza de bacalao cocinada a baja temperatura. Delicadeza al cuadrado.

Pago de Carraovejas 2015 & “Carne Ibérica con Teriyaki de Carraovejas”. Desde la cosecha 2015 han decidido unificar su Crianza y Reserva en un solo vino al que le darán el tratamiento oportuno, más o menos crianza en barrica, en función de lo que pida la añada. Un vino sabroso y carnoso, donde la fruta se muestra muy bien acompañada de unos deliciosos especiados dulces. Armoniza perfectamente con esta también sabrosa carne de costilla de buey de El Capricho bañada en una salsa de su propio jugo y vino. Pura mantequilla. Como guarnición apionabo, zanahoria y lombarda encurtida.

El Anejón 2009 & “Chocolate, frutos rojos y balsámico”. Elaborado con la uva de una finca muy especial del mismo nombre, estamos ante un vinazo para disfrutar largo y tendido. Fruta roja, mineral, chocolate, especias, son algunos de los recuerdos que nos trae este maravilloso vino. En lo que al maridaje se refiere quizás éste fue el que menos nos convenció. La sensación que nos quedaba es que debido a la acidez del postre quedaba por encima del vino en la boca. Por separado, gloria bendita ambos. El postre, una quenelle de chocolate, bizcocho de fresa, moras y frambuesas encurtidas y un teja especiada (nos salía mucho anís). Nuestra recomendación para maridar este vino, una deliciosa charla en la sobremesa, tal y como hicimos con nuestros agradables compañeros de visita.

Durante las cuatro horas y media que dura la visita Alberto de la Iglesia ejerció como nuestro cicerone mostrándonos cada uno de los rincones de la bodega y relatándonos de una manera amena y entretenida los porqués y cómos que han hecho que Pago de Carraovejas se encuentre hoy entre las bodegas referentes de nuestro país. También nos presentó y habló de los vinos, cómo son elaborados y la historia que se esconde detrás de ellos, nos dió unas pinceladas acerca de la cata y nos presentó los maridajes propuestos, así como la intención con la que han sido preparados. Resumiendo, un tío bastante completo como bien se puede apreciar.

También merece ser destacado el trabajo del equipo de sala y la magnífica y detallada presentación de las elaboraciones traídas desde la cocina, haciéndonos salivar incluso antes de bajar la mirada hacia el plato.

La visita de la que os hemos hablado es la denominada “6 sentidos” (64€), existiendo la posibilidad de escoger entre otras dos más, “Visita enológica” (75€) y “Ambivium” (80€). El detalle de cada una de ellas lo puedes consultar en su página web.

En resumen, una visita distinta a lo que acostumbramos cuando visitamos bodegas, pensada para los grandes amantes del enoturismo y la gastronomía. Nuestra encarecida recomendación sin ningún tipo de duda.

Por último agradecer a Spanish Wine Lover el habernos brindado la oportunidad de realizar esta apasionante visita y nuestra más sincera enhorabuena por su trabajo de divulgación sobre el mundo del vino español. Si aún no les conocéis, estáis tardando, no os arrepentiréis.

Info:

Bodega Pago de Carraovejas, web * facebook * twitter

Camino de Carraovejas, s/n, Peñafiel

983 87 80 20

Te gusta? Compártelo...Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
0Share on Google+
Google+
0Email this to someone
email

Deja un comentario...

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.