Brasil+Etiqueta

Brasil

Te gusta? Compártelo...Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Share on Google+0Email this to someone

Estilo:

Empieza el frío y lo que apetece es sentarse en el sofá con una mantita y una buena cerveza que nos caliente cuerpo y espíritu. Por eso hemos traído esta Stout que sin duda velará por nuestro bienestar.

Una cerveza oscura, prácticamente negra, con una espuma espesa y cremosa, que sólo con su presencia nos anuncia esas sensaciones reconfortantes que nos va a proporcionar.

Unas notas cafetosas, torrefactas, tostadas, de cacao, chocolate negro, cereales, caramelo y/o dulces de la malta no harán sino ratificar aquello que ya nos prometía la fase visual.

Pero si a esto le añadimos una boca también cremosa, con un cuerpo de medio a pleno y un buen amargor, creo que lo mejor es que empecemos pronto con la cata porque la boca se nos hace agüita.

Fabricante:

La elaboración que hoy traemos es el resultado de la colaboración entre una cervecera y una cervecería, hablamos de las guipuzcoanas Bidassoa Basque Brewery y Boulevard, ambas ubicadas en Irún.

Carlos Arrecubieta (Bidassoa Basque) empieza a gestar la idea de crear su cervecera en el año 2012 en los Estados Unidos, cuna de la cerveza artesanal moderna, mientras vive en Nueva York y se empapa de la cultura Craft Beer. Será finalmente en el otoño del 2014 cuando comenzarán su andadura.

Brasil, la cerveza de hoy, es un homenaje a la tradición repostera, y sobre todo chocolatera, de Irún y sus alrededores. Nuestras ansias de probar esta cerveza crecen por momentos.

Brasil

Brasil

Cerveza:

Color muy oscuro, negro, de capa muy alta. Opaco. La espuma es densa, de aspecto muy, muy cremoso y color café con leche. Lo cierto es que dan ganas de hincarle una cucharilla.

En nariz destacan principalmente esos aromas a frutos secos y cacao, teniendo en cuenta además que esta elaboración se ha realizado con chocolate, nuez pecán y pimienta. Pero también aparecen notas de café, cereales tostados, maltas, además de un pequeño matiz licoroso. El resultado perfectamente puede recordar a un brownie o bizcocho de chocolate con frutos secos, incluso empapado en algún licor no demasiado fuerte.

El trago es cremoso, con una entrada que se abre a toda la boca, apareciendo de nuevo el cacao y los frutos secos, y bañando de sus matices paladar, lengua y carrillos. Deja un rico amargor y un leve picor en la garganta (como el que dejaría un chile), ambos muy agradables. El final es lo suficientemente seco para dejarnos disfrutar con su recuerdo sin cansar. Buena carbonatación.

Una cerveza que cumpliendo con nuestras expectativas nos permitirá difrutar de un relajado momento en nuestro sofá e incluso pudiendo hacer las veces de postre.

Comprada en Espuma.

Te gusta? Compártelo...Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Share on Google+0Email this to someone

Deja un comentario...