LucySessionSour+Etiqueta

Lucy Session Sour

Te gusta? Compártelo...Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Share on Google+0Email this to someone

Estilo:

Acaba de finalizar el verano y nosotros brindamos por él con esta cerveza de estilo Sour, que podríamos definir como una Wild Specialty Beer dentro de las American Wild Ale.

Hablando muy a groso modo podríamos hablar de una versión sour (agria) de cervezas de frutas, hierbas o especias, estando caracterizada por un carácter ácido y agrio, derivado de la fermentación wild. Este tipo de fermentación no hace referencia forzosamente a que se realice de manera espontánea, si bien sí participarían ciertas bacterias adicionales que aportarían dicho perfil. En el caso de hoy, Lactobacillus.

Por otro lado en la cerveza serán perceptibles los ingredientes (frutas, hierbas o especias) utilizados en la elaboración. Hoy, lemongrass o citronela, cáscara de naranja amarga y fruta de la pasión.

Pero esto aún no queda aquí. Para darle aún más fruta a este apetecible brebaje se han usado un par de lúpulos americanos. Calypso, que puede aportar notas de pera, manzana y limón, así como de restos de té. Y El Dorado, sumando con cereza, sandía y mango.

Aunque no es un handicap en este tipo de cervezas se han usado tres maltas diferentes, cebada, trigo y avena. Supongo que buscando algo de cuerpo y sedosidad.

Por último, el término Session utilizado por la propia marca para definir su cerveza, haría referencia a la baja graduación alcohólica (4,2%).

Fabricante:

Esta cervecera estadounidense tiene su origen recientemente, en el año 2012, en Minneapolis.

Indeed Brewing Co. es fundada por Rachel Anderson, Nathan Berndt y Tom Whisenand. Si bien es el maestro cervecero, Josh Bischoff, el que se encuentra a la cabeza de las distintas creaciones.

Por cierto, la cerveza de hoy debe su nombre a la hija de Josh, Lucy. Un tributo en forma de cerveza.

LucySessionSour

LucySessionSour

 

Cerveza:

Lucy es una cerveza de tonos anaranjados pálidos, turbia y con una cremosa espuma que tampoco aguanta mucho en la copa.

A mi parecer inicialmente en la nariz dominan los cítricos con ese matiz amargo, de la cáscara de la naranja amarga utilizada o la parte blanca de la cáscara del limón. Encontramos algo del exótismo de la fruta tropical. Y finalmente se asoma tímidamente una malta de carácter especiado.

Al beberla lo que más destaca, y me gusta, es el equilibrio que hay entre la buena acidez que desarrolla a mitad de boca y el muy agradable amargor final que acompaña largamente después del trago, devolviéndo al postgusto el recuerdo de la naranja amarga. Tiene más cuerpo y cremosidad de lo que podríamos esperar en un principio.

Comprada en Espuma.

 

 

 

Te gusta? Compártelo...Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Share on Google+0Email this to someone

Deja un comentario...