Espaqueti+Carbonara

Pasta IV. Pasta con Salsa Carbonara.

Te gusta? Compártelo...Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Share on Google+0Email this to someone

Hoy regresamos con la cuarta entrega de nuestra serie de pasta y salsas. Y lo hacemos con nada menos que la auténtica salsa carbonara. Para tenerlo claro, NATA NO.

Pues eso, para que todos lo tengamos cristalinamente claro, la salsa carbonara no lleva nata. Y es más, la receta original únicamente utiliza la yemas de los huevos. Sobre esto último existe algo de conflicto sobre si las claras también deben de ser utilizadas. Nosotros por nuestra experiencia podemos decir que el resultado del uso de sólo yemas da lugar a una salsa más espesa y densa respecto a lo que tenemos nuestros paladares acostumbrados en lo que a este plato se refiere, si bien también encontraremos un sabor más intenso. Por otro lado, el uso de las claras dará lugar a una salsa algo más suelta, menos intensa en sabor y ojo que pasarse con las claras puede hacer que la salsa adquiera unos matices algo más pegajosos.

Nosotros hemos intentado encontrar el equilibrio perfecto.

Otro de los puntos interesantes de esta receta lo encontramos en el queso utilizado, Pecorino Romano. Existe mucha confusión entre este queso, el Parmigiano Reggiano (Parmesano) y el Grana Padano, debido a su “similitud”. Un par de pinceladas sobre cada uno de ellos para que sepamos al menos las diferencias básicas.

El Pecorino está elaborado con leche de oveja mientras que los otros dos los están con leche de vaca. La maduración del Parmesano es normalmente entre 1 y 3 años, pudiendo incluso superarlos en algún caso, mientras que para el Pecorino llegaría a los 6 meses y el Grana Padano iría de los mismos 6 meses al año o dos. Por último, en el caso del Parmesano o Parmigiano Reggiano es indispensable para obtener dicho sello que las vacas cuya leche irá destinada a la elaboración del queso hayan sido alimentadas exclusivamente con pasto y heno. Todo esto también es causa de que este último queso sea el más caro de los tres.

Por cierto, en nuestra receta por temas de disponibilidad hemos utilizado Grana Padano.

Con unos pocos ingredientes y de un modo sencillísimo podremos elaborar esta receta. Quien da más por menos.

Ingredientes (3 personas):

  • 350 gr espagueti, 250 gr bacon, 100 gr grana padano, 5 huevos, AOVE, sal y pimmienta negra.
  1. Cortamos el bacon en trocitos pequeños y lo doramos en una sartén con una cucharada de aceite a fuego medio-alto (8/10), hasta que queden crujientes. Retiramos, ponemos en un plato con papel de cocina para quitar el aceite sobrante y reservamos.
  2. De los cinco huevos vamos a usar dos enteros y del resto únicamente las yemas. Batimos.
  3. Rallamos el queso y lo incorporamos al huevo, así como el bacon. Salpimentamos al gusto y mezclamos bien.
  4. Cocemos la pasta. Escurrimos, dejándola algo humeda, y la echamos en un bol.
  5. Añadimos el huevo con el resto de ingredientes sobre la pasta y mezclamos bien hasta que quede repartida homogéneamente por toda la pasta, dándole ese toque cremoso.
  6. Sólo queda servir y disfrutar.
Espaqueti+Carbonara

Espaqueti+Carbonara

Maridaje:

Para acompañar este plato de categoría hemos seleccionado otro vino de esta misma guisa. Hemos buscado un vino con una buena acidez que equilibre la untuosidad del plato, pero que a su vez resulte goloso y frutal para aguantar los envites de esos sabores tan penetrantes y peculiares como los tipos de quesos usados así como el bacon. El elegido, Arrayán Rosado de Bodegas Arrayán, D.O. Mentrida. Éxito garantizado.

Te gusta? Compártelo...Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Share on Google+0Email this to someone

3 comentarios “Pasta IV. Pasta con Salsa Carbonara.

Deja un comentario...