Pasta+Fresca

Pasta I. Cómo hacer pasta fresca.

Te gusta? Compártelo...Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Share on Google+1Email this to someone

Con este post comenzamos una nueva andadura, ésta será la primera de una serie de entradas donde iremos ofreciendo diversas alternativas para preparar este delicioso plato que es la pasta.

Pero antes de nada dedicaremos un primer capítulo a aprender cómo hacer pasta fresca. Es sencillo y cuestión de práctica. Y si bien las distintas recetas que iremos proponiendo próximamente también pueden ser elaboradas utilizando pasta seca y obteniendo muy buenos resultados, quien ha probado la pasta fresca sabe que elevan el plato a un nivel superior.

Así que comencemos con la base para poder preparar este versátil plato italiano, si bien la más famosa de las teorías cuenta que fue traído a Italia desde China por el gran viajero Marco Polo allá por 1271.

Ingredientes (1/2 kg):

  • 1/2 kg harina, 3 huevos tamaño L, sal y agua (por si acaso).
  1. En una superficie de trabajo limpia hacemos una montaña con la harina con un agujero en el centro, como un volcán vamos.
  2. Echamos los huevos en el hueco hecho en la harina.
  3. Con los dedos vamos mezclando poco a poco la harina con los huevos hasta que no nos queda líquido que se pueda desparramar.
  4. Seguimos amasando con las manos hasta obtener una masa homogénea que no se pegue a las manos.
  5. Si vemos que queda demasiado dura podemos ir salpicando con un poco de agua y amasando hasta obtener la textura deseada.
  6. Si por el contrario queda muy humeda y se nos pega, añadiremos harina y actuaremos del mismo modo que en el punto anterior.
  7. Una vez la masa conseguida, hacemos una bola y la envolveremos en papel film, dejándola reposar 3o minutos.
  8. Pasado este tiempo dividiremos la bola en 4 bolas más pequeñas para poder trabajar más cómodamente.
  9. Llegados a este punto existen dos opciones dependiendo de si tenemos máquina para hacer pasta o no.
  10. En caso afirmativo, pasaremos la bola de masa por los rodillos que alisan. Lo haremos de manera paulatina por medida de grosor, de más a menos, para evitar que la pasta se rompa, hasta llegar al grosor deseado.
  11. Una vez tengamos la plancha de pasta la pasaremos por la parte por donde se realiza el corte para tallarines.
  12. Si por el contrario no disponemos de máquina, con un rodillo iremos alisando cada una de las bolas hasta llegar al grosor que se quiera, para posteriormente cortar a cuchillo la forma de los tallarines.
  13. En cuanto a la cocción se refiere, echaremos la pasta en abundante agua hirviendo (10/10) con un puñado de sal.
  14. El tiempo dependerá del grosor de la pasta pudiendo ir desde 2 minutos hasta 5. En cualquier caso, controlaremos el punto de la pasta probando para que nos quede en el punto deseado.
  15. Si no la vamos a hacer en el mismo instante os recomiento meterla en agua muy fría con hielo de modo que se corte la cocción y no se nos haya pasado cuando vayamos a utilizarla.

En los próximos capítulos ya comenzaremos con las recetas propiamente dichas para poder disfrutar de sabrosísimos platos en familia, con amigos o el homenaje también se lo puede dar uno solo. Hasta entonces a practicar como locos para tener la elaboración de pasta fresca totalmente controlada.

Hasta pronto!!!

Te gusta? Compártelo...Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Share on Google+1Email this to someone

2 comentarios “Pasta I. Cómo hacer pasta fresca.

    • Hola Ana,
      No es necesario, con la sal que echamos en el agua para su cocción es suficiente, ya que absorberá buena parte de ella.
      Un abrazo.

Deja un comentario...